ACCESIBILIDAD EVENTOS

En el mes de la Mujer presentaron los desafíos de las mujeres en la Universidad

Docentes investigadoras de las cinco facultades de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, expusieron sobre los desafíos y problemáticas que afrontan las mujeres tanto en el ámbito académico como profesional, en el marco de un conversatorio interdisciplinario. Participaron del encuentro la  Dra. Gabriela Gallego de la Facultad de  Derecho; la Dra. Ing. Cristina Lafflitto por  la Facultad Ingeniería; la Lic. Candela Fernández por la Facultad de Ciencias Sociales; la Dra. Ing. Agr. Mónica Beatriz Barrios de la Facultad de Ciencias Agrarias y la Dra. Marcela Lepore, por la Facultad de Ciencias  Económicas. La apertura estuvo a  cargo de la decana de la Facultad de Derecho, Dra. María Fernanda Vázquez.

 

Docentes investigadoras de la Universidad de Lomas de Zamora, disertaron sobre los «Desafíos de las Mujeres en la Universidad», el encuentro se realizó de manera virtual  con la presencia de estudiantes y autoridades de las distintas facultades. En la apertura la decana de la Facultad de Derecho, Dra. María Fernanda Vázquez, agradeció a las disertantes y participantes; y mencionó datos referidos a  los espacios que fueron ganando las mujeres en el  ámbito universitario, concretamente señaló que en la actualidad  “el 47 por ciento de la vice decanaturas, están a cargo de mujeres”, lo que consideró un avance en materia de equidad de participación. Aunque en el caso de los decanatos, este porcentaje alcanza solo un 35%, señaló la decana.  Además, expresó el compromiso de la Facultad y de la Universidad parar equilibrar estas asimetrías históricas con acciones concretas.

Luego, tuvo lugar la presentación de la Dra. Gabriela Gallego, quien reflexionó sobre “los supuestos de titularidad de los hombres” y los espacios donde se definen los potenciales para los cargos de mayor jerarquía. “A las mujeres todo nos cuesta el doble”, al señalar que está “naturalizado que  las mujeres hagamos el triple del trabajo” para logar el mismo resultado. Y agregó que esos supuestos son aquellos que hay que derribar. “Vamos remando para desnaturalizar estas cuestiones dadas”.

A su turno, la Dra. Ingeniera Cristina Lafflitto, sostuvo que “es un orgullo participar de este conversatorio con mujeres fuertes y empoderadas” y afirmó que “la mirada que tenemos en Ingeniería, tiene que ver con los desafíos que tenemos las mujeres en carreras científicas tecnológicas, más allá de la docencia” y explicó que “a nuestras graduadas, lo que más les cuesta es integrarse al ámbito laboral y aún más difícil le es  acceder a cargos de gestión o decisión”. Al respecto estimó que tan solo un 20% de  mujeres acceden a esos cargos de decisión¸y en cambio son justamente las  mujeres quienes tienen más titulación y trabajo “como una forma de `demostrar`  más aptitudes para ser elegidas a esos cargos”.

En esa línea, aseguró que parte del desafío de la Facultad de Ingeniería es “fortalecer a nuestras egresadas para que puedan acceder a esos lugares”; y agregó que en lo que hace a la producción científica “se demuestra que el porcentaje de docentes investigadoras que acceden a categorías es mucho menor que el de  hombres. Lo mismo pasa con primeras autoras y directoras de proyectos, cargos que son usualmente ocupados por hombres”. Al mismo tiempo afirmó: “es necesario dar equidad sin sobrecargar a las mujeres”.

Por su parte, la Lic. Cándela Fernández de la facultad de Sociales, aseguró: “estamos atravesando un momento histórico de cambio de paradigma”, en ello refirió al enfoque  transdisciplinario que la Facultad ha tomado en el abordaje de cuestiones de géneros. “Cuando nos referimos a la complejo, nos referimos a lo multidimensional dentro de cierta unidad y a las relaciones recíprocas entre múltiples dimensiones. A las relaciones entre las partes y el todo, un todo estructurado de manera asimétrica, configurado socio-históricamente y atravesado por relaciones de poder ”, afirmó.

Asimismo agregó que “el conjunto de decisiones políticas tomadas  por la Facultad pero también por la Universidad en su conjunto, dan cuenta de un camino tomado por la comunidad para la construcción de marcos teóricos y acuerdos colectivos que tiendan a construir una sociedad más justa e igualitaria”.

La Dra. Ing. Agr. Mónica Beatriz Barrios en representación de la  Facultad de Ciencias Agrarias, celebró que en la actualidad la carrera de agronomía cuente con un porcentaje de 50/ 50 de estudiantes mujeres y varones,  contra el  20 por ciento “que tenía hace veinte atrás”.

Sobre su experiencia profesional, aseguró “como docente me siento colmada.  Además so Presidenta de la Asociación de Manejo y Conservación del Suelo.  Nuestra tarea es Tratar de ayudar a quienes producen alimentos”.

Sobre este punto agregó “como reflexión, quiero decir que no podemos seguir produciendo de la forma en que lo hacemos; sino que  tenemos que hacerlo dentro de medidas más sostenibles y sustentables, para que las próximas generaciones puedan usar esos suelos. En un año, podemos perder en un acto agrícola, un suelo cuya recuperación será lenta”.

Asimismo se refirió a las expectativas del futuro, con una mirada de inclusión y empoderamiento: “Empoderamiento para ser dueñas de nuestras decisiones;  y en inclusión creo que tenemos que pedir siempre más, acudir a cupos cuando es preciso. Porque si no lo pedimos, no nos lo van a  dar. Debemos luchar por ese pedido. Si no lo hacemos,  no van a hacerlo por nosotras”.

El conversatorio cerró con la exposición de la Dra. Marcela Lépore de la Facultad de ciencias Económicas, allí presentó datos de su línea  de investigación en Responsabilidad Social Empresaria y destacó la importancia de continuar vinculando a la Universidad con la Industria. “Desde las Ciencias Económicas tenemos grandes desafíos,  actualmente sólo dos  de cada diez empresas tienen CEOs mujeres”, un número pequeño, consideró, al tener en cuenta que “el  60 por ciento de nuestras graduadas son mujeres”.

En ese sentido se revela en la práctica profesional el techo de cristal  para las mujeres en Ciencias Económicas, ante la dificultad de acceder a puestos de alta dirección. “Solo el 26 por ciento de los puestos gerenciales son ocupados por mujeres. Los estereotipos a los que nos enfrentamos es que las reglas son masculinas. Las redes sociales que generan los hombres, influencias, que les da el beneficio más allá de sus aptitudes. Y otros estereotipos que no conciben que la mujer puedea ejercer cargo y autoridad”, reflexionó.

“La idea concreta es que se puede, incorporando lo que llamamos una cultura de la organización. Está impuesto que para hacer carrera en una empresa hay que renunciar a la vida personal como mujer, a la maternidad, a la familia, por mencionar algunas cuestiones que se presentan como supuestos impedimentos. Que podemos gestionar varios problemas en simultáneo”

Por otra parte agregó que “la buena noticia es que las empresas que incluyen mujeres en cargos directivos mejoran sus finanzas. Las mujeres mejoran la imagen de la empresa, retienen talento y entienden el cambio de rumbo qu está tomando el mercado”, expresó. Asimismo consideró que son tres bases las que se presentan ante las mujeres en este tempo: “Solidaridad, cooperación y redes entre nosotras”.